Saltar al contenido

Apple tiene un problema con los chips del iPhone X

21 abril, 2018

Con la llegada del iPhone X hace ya unos meses, nadie sabía la repercusión que podría tener el hecho de que Apple se saliera tanto de las líneas de diseño a las que nos tenía acostumbrados y sobre todo cómo reaccionarían los consumidores a unos precios tan elevados. De hecho, este último punto ha sido uno de los grandes quebraderos de cabeza de la firma si tenemos en cuenta que ha provocado serios problemas, tanto a nivel de abastecimiento como a nivel de ventas.

De hecho, tal y como pudimos ver en el blog de nuestros compañeros de ChapuzasInformático, Samsung fue una de las primeras víctimas del iPhone X, pues las bajas ventas del buque insignia de Apple derivó en una gran cantidad de paneles OLED sin vender, y con ello un enorme stock en las estanterías seguido de una disminución de ingresos para la división, por lo que se creó la rápida necesidad de buscar marcas chinas interesadas en adquirir estos tipos de paneles, los cuales son mucho más caros que los paneles IPS.

Con las pocas ventas que recogió Apple de su iPhone X (que no implicaron unas pérdidas a nivel económico, pues el margen de beneficio era muy elevado), otras empresas salieron perjudicadas. Ahora la segunda compañía que podría no correr tanta suerte al confiar en exceso en el iPhone X ha sido el semiconductor más grande del mundo, la Taiwan Semiconductor Manufacturing Company (TSMC), la cual ha experimentado una enorme sobreoferta hasta el punto de que están nadando en chips que Apple ha dejado de comprar.

La situación actual es de una sobreproducción de estos pequeños microprocesadores debido a una excesiva predicción de la demanda del dispositivo que no ha resultado ser como se esperaba. Tal y como podemos leer de las declaraciones de uno de los analistas más populares en el sector:

“Con el declive de pedidos del iPhone X y el problema de inventario en TSMC en niveles récord, básicamente reflejan la necesidad de quemar inventario. ¿Por qué? Porque el iPhone X está muerto”. – Neil Campling, analista de Mirabaud Securities

Y tú, ¿cuál crees que es el futuro del iPhone X?